Estrategias de Marketing Online

Cómo hacer que Google te conozca en plan bien

Guillermo Gascón

Portada del post
#google-te-conoce-eat

Deja de ver a Google como ese crush inaccesible. Entiende los conceptos básicos de optimización EAT para tus publicaciones y empieza a gustarle a Google.

No es fácil.

Google no es como tú o como yo.

¿Sabes estas personas que te hablan mientras estás esperando el autobús y que parecen majas? Pues definitivamente Google no es una de ellas.

Ojo, no digo que Google sea un mal tipo, o tipa. Simplemente no está aquí para hacer amigos.

¿Por qué entonces tu y yo nos esforzamos tanto en que Google nos conozca?

Muy fácil, porque aunque el buscador no tenga un interés grande en hacer match virtual con nosotros, sí que quiere que otros nos conozcan.

Y esto ya si que nos interesa.

Mucho mucho.

A Google personalmente le das igual

No se nos tiene que olvidar que Google es una máquina con un software que está gestionado por cientos de técnicos y su IA.

No es alguien al que nos dirigimos personalmente, por mucho que podamos ponerle la apariencia de un robot pequeñito o una araña saltarina.

Google no tiene personalidad.

Tu forma de ser no va a condicionar vuestra relación. Google te va a querer según la información que le llegue de ti.

Y te lo repito, Google no tiene personalidad.

Puedes ser muy simpática pero eso a Google se la trae flojísima.

Es una maquinita sin sentimientos.

Controlar la información es controlar la relación

Como te he contado antes, para Google eres la información que le llega sobre ti.

La información que generas alrededor de tu persona, tanto directa, como indirectamente, afectará a tu relación con Google.

Esto es muy interesante y existen varias claves a tener en cuenta:

Cantidad

Internet es terriblemente amplio. Si aportamos muy poca información sobre nosotros es complicado que una máquina pueda identificarnos correctamente y "conocernos".

Para establecer una relación más cercana con Google es importante generar un gran volumen de contenido.

Y me refiero con contenido a introducir información en internet que pueda ligarse a nuestra persona: publicaciones de blog, podcast, perfiles en redes sociales, perfiles en foros, comentarios, vídeos... cualquier tipo de contenido que pueda ser identificado por Google será válido para ampliar ese volumen.

Crea contenido en una cantidad suficiente como para que Google pueda entender quién eres y qué haces.

Calidad

Si se te había pasado por la mente crear contenido en masa sin cuidar la calidad ya te aviso, ERROR.

Google no tiene personalidad pero si un algoritmo muy fino que detecta la basura en internet.

No es infalible, pero son muy claros los avances que hace en este campo, la lucha contra el spam es uno de sus frentes más vivos.

CREA CONTENIDO DE CALIDAD

...

Hehe, es broma.

Crea el contenido de la forma que mejor te represente, que transmita mejor tus conocimientos y al mismo tiempo, que sea capaz de cumplir con las necesidades de las personas que lo consumen.

Esto anterior, es el puñetero reto de publicar en internet.

Google no puede valorar directamente la calidad de una información.

Puede revisar si hay faltas de ortografía, si menciona unas palabras u otras, si está enlazando a una u otra página... pero no puede hacer mucho más.

Es indispensable el análisis del comportamiento de los usuarios ante ese contenido para que Google pueda valorarlo en términos de "calidad".

En resumen, haz que tus cosas gusten a la audiencia a la que te diriges y Google entenderá.

Autoridad

Si publicas contenido en un volumen suficiente y con una calidad contrastada, te conviertes en una autoridad.

La autoridad es uno de los parámetros importantes que maneja Google en sus famosos EAT y que intervienen de forma directa o indirecta en los rankings.

Para hacerlo más sencillo lo llamaremos reputación.

Recuerdo que en el colegio si metías muchos goles en el partidito de fútbol del recreo, tu "reputación futbolística" subía.

Eso hacía que en educación física siempre te eligiesen el primero para formar equipo cuando había fútbol. Los compañeros refrendaban esa reputación.

También pasaba lo mismo en el parque, los otros niños sabían que metías muchos goles, lo comentaban y tu reputación seguía creciendo.

Es una lástima que ese niño no fuera yo, la verdad que siempre he sido un paquete tremendo en el fútbol.

La reputación en internet o autoridad, funciona de forma similar.

Tu perfil genera respuestas positivas en los demás, y esto te vuelve en forma de menciones en redes, citas, enlaces, comentarios, likes... lo que sea.

Algunas de estas señales son especialmente sensibles para Google por lo que una mayor autoridad nos beneficiará en los resultados de búsqueda.

Ni que decir tiene que una mala reputación online jugará en nuestra contra.

Nadie quiere ser el niño que eligen el último para jugar a fútbol, siempre le toca ser portero.

Experiencia

Sabes lo que no me creo, que seas una autoridad en todo.

Eso se lo dejamos a los cuñados en la cena de Navidad.

Tanto tú como yo, tenemos áreas para las que somos expertos en mayor o menor medida.

La experiencia es otro de los tres pilares que mide el mencionado EAT.

Declararte como experta o experto en un tema juega un papel importante en tu relación con Google.

Y no me refiero que vayas diciendo por ahí que eres un experto. No.

Me refiero que generes información en bloques temáticos sobre la que eres especialista para que tu audiencia y Google puedan verificarlo.

Si resulta que eres una experta en arte moderno, tu público será gente interesada en ese tipo de arte, compartiréis un interés temático.

Además serás referenciada por tu audiencia y por otros expertos de la misma temática, lo que validará tu pericia en este nicho.

De nuevo Google irá siguiendo todas estas señales que interpretar para valorar tu perfil como experta en arte moderno.

Como ocurre con la autoridad, tu rango de acción para mejorar la experiencia está limitado por la cantidad y calidad de la información que compartas sobre determinado nicho.

Recuerda, no puedes ser experto en todo.

Confianza

Estás en buenas manos.

Este es uno de los puntos más complejos de explicar.

Obviamente ya sabes qué significa la confianza. Confiar en alguien.

Trasladar este término al plano digital es un punto más complejo pero se apoya sobre conceptos parecidos.

En primer lugar creo que interviene la intuición.

Cuando tratas con alguien en persona, es posible captar de forma inconsciente detalles que forman una primera impresión.

Conozco gente que es muy crack interpretando estas señales y enseguida hace comentarios del tipo... "no me fio, no me da confianza" o "se le ve buena persona me da confianza".

Esto en el ámbito digital es prácticamente imposible así que descartaremos tu intuición para captar la confianza online hehe.

Lo que si que hacemos muchas veces es fiarnos de quien se fía nuestro círculo de confianza.

Menudo trabalenguas.

Si yo no te conozco, pero un buen amigo online me dice que eres de confianza, yo me fío.
Si una empresa que me encanta, me presenta tu perfil como referencia en un tema, yo me fío.
Si la newsletter que leo todos los domingos me recomienda tu negocio, yo confío.

Como ves, en todos los ejemplos existe una recomendación por parte de personas o empresas en las que yo ya tengo depositada mi confianza.

Las señales que Google puede interpretar para valorar la confianza dentro del EAT no las tengo muy claras, seguramente serán similares a las de Autoridad y Experiencia.

Lo que tengo absolutamente claro es que si quieres que aumente la confianza en tu marca o tu perfil, necesitas que te recomienden.

Necesitas que la confianza que han depositado en tí algunas personas, se transmita a sus círculos.

Si confías en mí, te pido que compartas este artículo.

...

Había que intentarlo ;)

Cómo optimizar tu contenido para EAT

Tres de los cinco puntos que hemos analizado previamente forman parte del EAT (Expertise, Authoritativeness y Trustworthiness), en español, Experiencia, Autoridad y Confianza.

Estos tres conceptos no tienen un impacto cuantificable en el algoritmo de Google pero si que sirven de marco donde encontramos señales que mejorarán la optimización y resultados en Google.

Esto quiere decir que todas las optimizaciones que hagamos bajo el marco de trabajo EAT afectarán positivamente a factores de ranking computables por el algoritmo.

A veces me vengo muy arriba con las definiciones, sorry si me paso de tecnicismos.

Vamos entonces a crear contenidos optimizados para EAT y beneficiarnos de ello.

Aquí tienes un listado de acciones que nosotros en TheCookies aplicamos en los proyectos:

  • Trabaja sobre perfiles de publicación reales. Que la información esté ligada a un nombre y apellidos tiene unas implicaciones muy importantes en el EAT. No publiques con autor "empresa".
  • Genera un contenido descriptivo que cumpla con los niveles de calidad exigibles y responda a la intención de búsqueda de tu audiencia.
  • Utiliza referencias y menciones dentro de tus contenidos citando fuentes.
  • Trabaja sobre la autoridad y confianza de los autores de contenido.
  • Establece una información consistente del proyecto y los autores. Intenta que siempre aparezcan bajo el mismo nombre y apellidos, vinculados a las mismas redes sociales, biografía...
  • Utiliza el marcado Schema para etiquetar y vincular contenidos a los autores, mencionar personas, fuentes...
  • Mantén a raya la mala reputación. Evita un uso excesivo de titulares sensacionalistas, exceso de cebo, anuncios intrusivos y cualquier otro punto que genere una mala experiencia.

Fiuf, casi nada la cantidad de acciones que se pueden llevar a cabo.

Comienza hoy mismo a trabajar para que Google y tu seáis más que amigos.

¿Quieres un cambio?
Contáctanos

Juntos podemos hacer las cosas fáciles.

Nuestras pepitas de chocolate para mejorar tus proyectos

© TheCookies Agency S.L. Todos los derechos reservados