Intención de búsqueda subyacente

Guillermo Gascón

Portada del post
#intencion-busqueda-subyacente

¿Qué pasaría si supieses que tus usuarios potenciales tienen una necesidad que no conocen? Hoy te explico cómo mejorar el SEO y ventas gracias a esto.

Voy a explicarte un mecanismo que me ha cambiado por completo la forma en la que trabajo el contenido de los proyectos.

Es algo transformador, de verdad.

Pero antes tengo que ponerte en situación.

Cuando realizamos búsquedas en internet no siempre sabemos muy bien lo que estamos haciendo.

No me refiero que seamos monos aporreando el teclado, al menos no todos.

Me refiero al hecho de que, en ocasiones, tenemos una demanda un tanto difusa y los resultados de búsqueda nos ayudan a aterrizar la información que exactamente necesitamos.

Evidentemente, esto no ocurre en todas las búsquedas, pero sí en un buen porcentaje de ellas.

Estos casos son los que a mi me gusta llamar “búsquedas de intención no precisa”. El nombre es una mierda, lo sé, pero el concepto creo que es interesante.

Buscas “algo”, con unas palabras que crees que son las adecuadas, para referirte a “algo” en lo que estás pensando y que no tienes 100% claro.

De este tipo de solicitudes está petado Google y es un auténtico prodigio cómo es capaz de interpretarlas y darles respuesta, la mayoría de las veces de forma acertada.

Vale, tenemos este concepto de “búsquedas de intención no precisa” que llamaremos a partir de ahora BINP (toma siglas).

¿Cómo podemos nosotros aprovechar este tipo de búsquedas y ofrecer resultados que respondan mejor incluso en nichos competidos?

Ahora mismo vamos a verlo.

Resolviendo intención de búsqueda subyacente

Hemos hablado en muchas ocasiones sobre la intención de búsqueda. Está claro el concepto y su importancia.

Esta intención desencadena una búsqueda y unos resultados.

Hoy nos centramos en un nivel más profundo. Hay ocasiones en las que los usuarios no somos conscientes de una necesidad o problema que viene desencadenado por la respuesta que hemos encontrado.

Esto es lo que se llama intención de búsqueda subyacente.

Tú tenías una necesidad o problema del que no eras consciente hasta que encontraste un resultado de búsqueda que te respondía bien a tu intención inicial.

Vamos a ver unos cuantos ejemplos pero antes quiero comentarte los beneficios que esto tiene.

Beneficios de atacar la intención de búsqueda subyacente

Realizar una optimización de este estilo es algo mucho más complejo, que requiere más horas de análisis y, sobre todo, un conocimiento muy basto de nuestro mercado y público objetivo.

Pero cuando podemos hacerlo... el resultado es alucinante.

Conocer esta segunda capa te permite:

  • Competir en palabras clave cuya competencia es muy fuerte
  • Cruzar tráfico de forma sencilla entre URLs informacionales y transaccionales
  • Incrementar el número de páginas vistas
  • Aumentar el tiempo de permanencia de los usuarios
  • Mejorar el impacto de marca

Ejemplos Intención subyacente de búsqueda

Venga, vamos con los ejemplos que sé que es lo que estás deseando.

Más adelante te explicaré cómo puedes acercarte a esta segunda capa mediante algunas preguntas.

Vine para saber cuánto me cuesta y me quedo para saber cómo no pagarlo

Un ejemplo muy clásico de esto es el que nos encontramos en sectores donde hay un coste relacionado con transacciones.

  • Comisiones de tarjeta
  • Porcentajes por uso de determinado método de pago
  • Cáculo de fees
  • ...

Un usuario hace una búsqueda para saber cuál es la comisión que tiene PayPal sobre las transacciones y se queda porque le aportamos dicha información pero al mismo tiempo atacamos la intención subyacente.

¿Cómo podrías pagar menos comisión?

Obviamente, me interesa.

Vinea aprender cómo deshacer algo y me quedo para aprender a evitarlo

Otro ejemplo muy claro y que aplica en los contenidos informacionales.

  • Problemas con software
  • Problemas con productos
  • Mantenimiento de xxxxx
  • Limpieza de xxxx
  • ...

El usuario viene para saber cómo arreglar el cuero dañado de sus deportivas Nike Air Max 90 y se queda porque le explicamos cómo puede hacerlo y además, cómo puede evitar que vuelva a estropearse el material, gracias a xxxx producto o técnica.

Mis Air Max, siempre perfectas.

Vengo por el producto básico y me quedo con el específico

Este me encanta. ¿Y si explicas el funcionamiento de un producto o uso y luego precisas con productos que se adaptan mejor a esa necesidad de segundo nivel?

El usuario viene porque necesita una bolsa para la lavadora con la que poder lavar ropa pero evitando que se mezcle. Nosotros le contamos qué producto tenemos para ello y además, le recomendamos nuestra línea de bolsas de lavado especial para mantas de animales, de forma que evita que el pelo pase al resto de sus prendas y sea fácil de separar después del lavado.

Mi ropa y la de mi perro, por separado gracias.

Cómo encontrar la intención subyacente

Para terminar, voy a darte algunos consejos que a mi me funcionan a la hora de estudiar la posibilidad de atacar esta segunda capa.

Arrancamos con el objetivo de trabajar sobre una KW que nos interesa comenzar a posicionar.

1- Lo primero de todo, detectar que estamos en un tipo de búsquedas BINP, por lo que podríamos plantearnos estudiar esa información que el usuario todavía no conoce o es consciente que necesita.

2- Define la segunda capa. Aquí viene cuando hay que pensar fuera de la caja. Si conoces bien tu producto, servicio, sector y a tu cliente, enseguida encontrarás información complementaria que puede ser muy relevante para él o ella.

Puedes hacer preguntas como estas para acelerar el proceso de búsqueda:

  • Cómo lo evito
  • Cómo lo arreglo
  • Cómo lo ahorro
  • ...

3- Lista los beneficios de tus productos o servicios y selecciona aquellos que pueden atacar en una segunda capa como hemos visto hasta ahora.

Si tu proyecto está centrado en la creación de contenidos, busca otras publicaciones relacionadas con esta KW que ya tengas publicadas, y extrae el principal beneficio o aprendizaje para incluirlo en el nuevo contenido de forma que el usuario pueda verse en la necesidad de ampliar la info y navegar entre esos artículos.

4- Relaciona el contenido y esa BINP con la segunda capa gracias a los beneficios de tu producto o servicio o la información extra que proporcionas en otros contenidos de tu portal.

Y hasta aquí esta vuelta de tuerca.

Ya ves que podrás dar un nuevo enfoque a tus contenidos compitiendo con unas armas nuevas y atacando conceptos que los competidores (incluso los grandes) suelen pasar por alto.

Si quieres que trabajemos juntos estrategias como esta para tu proyecto, puedes ponerte en contacto con nosotros en el formulario que tienes justo abajo 🙂

¿Quieres un cambio?
Contáctanos

Juntos podemos hacer las cosas fáciles.

Nuestras pepitas de chocolate para mejorar tus proyectos

© TheCookies Agency S.L. Todos los derechos reservados